Alcazaba Árabe de Reina

Texto de la noticia: www.castillosnet.org

Imágenes: Bichotoblog.com

  1. Los orígenes de Reina se remontan a la ciudad romana Regina Turdulorum, en el cruce de las dos calzadas que unía Córdoba con Mérida. Se supone que su fundación es cesariana o augustea, recibiendo organización política romana en tiempos de Vespasiano. En aquella época fue una población populosa, de casi de 4.000 habitantes, que disponían de agua potable que llegaba a través de un acueducto. Sus calles eran amplias y porticadas, con alcantarillado subterráneo que desembocaba en los arroyos de San Blas y San Pedro.
  2. La primera emigración a la sierra se produjo en época árabe, trasladándose la población al, hoy día, llamado cerro del Castillo, donde se construyó la fortificación aprovechando algunos restos de la antigua Regina. El enclave tuvo una gran importancia estratégica, al proteger una de las salidas naturales del Valle del Guadalquivir y el cruce de las dos calzadas.
  3. Según consta en los textos de Rodrigo Méndez Silva (Población General de España), Ganola de moros año 1185 el Rey D. Alonso Nono Castellano y vuelta a perder, D. Fernando III, 1246 que la mandó poblar de cristianos.
  4. En el año 1246 Fernando III donó la villa con su alcazaba a la Orden de Santiago, convirtiéndose a partir de ese momento en cabeza de una poderosa Encomienda de la que dependían Ahillones, Berlanga, Casas de Reina, Disantos, Fuente del Arco, Trasierra y Valverde de Llerena. En siglos posteriores el auge de Llerena absorbió la capitalidad de la Provincia Santiaguista.

Abandono de la Fortaleza

  • La fortaleza fue abandonada entre los años 1604 y 1738, formándose poco a poco el pueblo actual. Las primeras casas empezaron a edificarse en la parte más baja de valle, los arrabales, donde se hallaban las bodegas.
  • Aunque muy maltrecha, la silueta de esta poderosa alcazaba se recorta sobre el horizonte como hito evocador de la pasada grandeza de Reina.
  • El recinto murado tenía 14 torres albarranas y defendía a otro recinto interior del que sólo quedan escasos restos. De entre sus torres destaca la del Homenaje. Se conservan varios aljibes, similares algunos de ellos a los de Cáceres y Medellín.
  • La cerca que se conserva es de la época almohade (siglo XII), con diversas restauraciones posteriores. Entre ellas las realizadas por el Maestre de la Orden de Santiago don Alonso Cárdenas (siglo XV) y otras en los años 1515 y 1575.
  • En el interior de la antigua alcazaba mora aún se conserva una ermita del siglo XV cuyos orígenes pueden encontrarse en la época visigoda. Es de una sola nave con bóveda de cañón apuntado. La cabecera tiene bóveda con nervios estrelladas. La sacristía visible es la de la derecha con bóveda casi plana dividida en cuatro casetones. La de la izquierda no se comunica con la iglesia y está modificada. El coro está sostenido por una columna con capitel visigodo. El atrio con dos arcos sostenidos por una columna torsa de factura visigoda.
Vista desde Trasierra de la Alcazaba Áraba de Reina

Vista desde Trasierra de la Alcazaba Áraba de Reina

Materiales y Conservación

  • La alcazaba fue construida con adobe y hormigón de barro y cal.
  • Se encuentra en estado de ruina.
  • Ha sido declarada Monumento Histórico Artístico. Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.En los alrededores se conservan restos de numerosas torres de vigilancia y atalayas, disemnadas sobre puntos elevados de la orografía.
  • También pueden visitarse los restos de la ciudad romana de Regina, con su atractivo teatro romano, el edificio más notable, con un aforo de 800 espectadores aproximadamente, aunque se podía aumentar con gradas de madera en la parte superior.

Más información sobre mounmentos de todo tipo en la provincia de Badajoz en http://www.monumentalnet.org

4 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias