Camino de Santiago: Santo Domingo de la Calzada

Etapa Anterior: Camino de Santiago, Nájera

Etapa Siguiente: Camino de Santiago Belorado

Salimos de Nájera, con la mirada puesta en nuestro próximo destino, Santo Domingo de la Calzada, ilustre Ciudad como todas las del Camino de Santiago Francés. Llevamos ahora mismo cerca de 200 km, y estoy muy seguro que a estas alturas todos los caminantes saben ya muy bien cuales son los consejos de verdad para el Camino de Santiago:

Consejos Fundamentales para el Camino de Santiago

  • Calzado cómodo.
  • Bastones.
  • Agua.
  • Sombrero.
  • Mochila muy ligera, con lo básico.
  • Si quieres albergue madruga y mucho.
  • Cuídate los pies.
  • Sé feliz y comparte tu felicidad.

En cuanto a Santo Domingo de la Calzada

“Es una de esas afortunadas ciudades que posee una preciosa leyenda explicando su origen. Nació vinculada estrechamente al Camino a Compostela.

En aquel extraordinario siglo XI esto era un gran bosque de encinas a orillas de un tumultuoso río que descendía de las cercanas montañas. En el corazón del Bosque se instaló un ermitaño de nombre Domingo, que dedicó todos sus esfuerzos a facilitar el tránsito por estas difíciles tierras a los peregrinos que se dirigían hacia Compostela. Construyó un puente sobre las aguas del río Oja. Desmontó parte del bosque para abrir una calzada segura. A sus orillas levantó un hospital y un templo para el socorro material y espiritual de los peregrinos.

Este el germen de lo que en pocos años llegó a convertirse en un importante burgo y la parada más importante -desde el punto de vista de la espiritualidad- que los peregrinos de “la ruta jacobea” tienen entre Puente La Reina y León.

Domingo, con gran carisma entre sus contemporáneos, capaz de ganarse tanto el apoyo de monarcas como el de la gente sencilla, para su obra en favor de los necesitados. Su vida transcurrió entre 1019 y 1109, una larga vida, que le permitió no sólo ser “enfermero, médico, cocinero, albañil y arquitecto, liberador de esclavos o el santo milagrero”, también tendremos a uno de esos grandes hombres que fueron repobladores, roturadores de tierras, fundadores de ciudades, y que tan decisivo papel jugaron en aquella Europa de los siglos XI y XII.

Este pueblo estuvo ligado al Camino de Santiago desde sus orígenes en el siglo XI. Calzada significa sendero o camino. Santo Domingo, un joven pastor oriundo de la región, se educó en el monasterio de Valvanera y solicitó entrar en el famoso monasterio de San Milán de la Cogolla. Rechazada esta petición, se hizo el ayudante de Gregorio de Ostia, el legado papal, quien le ordenó sacerdote.”

A la muerte de Gregorio, Domingo se retiró al río Oja para llevar vida de ermitaño y asistir a los peregrinos que iban hacia Compostela. Se le llama “de la Calzada” por su determinada labor de mantener y mejorar el la vieja calzada romana que pasaba entre Nájera y Redecilla del Camino para facilitar el paso de los romeros. En el año 1044 construyó un puente sobre el río Oja, la más conocida de toda una serie de puentes que hizo sobre ríos, arroyos y barrancos. También edificó una capilla dedicada a Santa María, un hospital y un albergue de peregrinos, hoy restaurado como Parador Nacional de Turismo.

Al apoderarse de la Rioja en 1076, Alfonso VI de Castilla, viendo que el desarrollo del Camino contribuía a su proyecto de la castellanización de esta zona, se hizo partidario del santo, de sus obras, y de su villa. El “burgo” de Santo Domingo de la Calzada empezó como unas pocas casas construidas en torno a la ermita del santo durante su vida. Al morir Domingo en 1109, se veía muy crecida la población. La iglesia de Santo Domingo de la Calzada, en la que fue enterrado, fue elevada al rango de catedral poco después.

Las buenas obras de Santo Domingo a favor de los peregrinos de Santiago no paarecen haber cesado con su muerte. Varias milagrosas curaciones de peregrinos, ocurridas en la villa, se atribuyen a la influencia de Domingo. Tal fue el caso de la curación del caballero francés poseído por el demonio que fue librado del espíritu maligno ante el sepulcro del santo; o la de Bernardo, un peregrino alemán del siglo XV que se curó de una infección purulenta de los ojos al visitar la tumba de Santo Domingo; o el normando que recobró la vista en aquel santo lugar. Un juego de nueve tablas pintadas hoy adorna una pared de la catedral y recuerda los milagros de Santo Domingo.”Via: acalzada.es

Etapa Anterior: Camino de Santiago, Nájera

Etapa Siguiente: Camino de Santiago Belorado

4 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias