Camino de Santiago: Palas de Rei – Arzúa

El itinerario

Tras salir de Palas de Rei por el Campo dos Romeiros se llega en una zona dominada por una antigua devoción a San Xulián. La leyenda recogida por Jacobo de Vorágine dice que Julián, un noble soldado, da muerte por error a sus padres. Para purgar su pecado se establece como hospitalero con su esposa Adela, hasta que recibe la visita de un ángel comunicándole el perdón divino.

La iglesia de San Xulián do Camiño, románica del siglo XII, atestigua la devoción ancestral. Al sur de la ruta se encuentran Los Pazos de Ulloa de la novela de Emilia Pardo Bazán y el magnífico castillo de Pambre. Tras Porto de Bois se llega a Coto donde se deja la provincia de Lugo y se entra en A Coruña por Cornixa y Leoboreiro. Para llegar a Furelos hay que cruzar la magnífica ponte velha, puente medieval de cuatro ojos, el caserío también conserva cierto aire medieval.

Etapa Anterior: Camino santiago: portomarin – palas de rei

Proxima Etapa: Camino santiago: Arzua-Santaigo

Etapa 28 del Camino Francés: Palas de Rei - Arzúa

Etapa 28 del Camino Francés: Palas de Rei - Arzúa

Actualización, otros caminos alternativos al camino frances:

En Melide se unen la ruta de la costa y los peregrinos que se habían desplazado desde León para ver las reliquias de San Salvador de Oviedo. Ceca de A Peroxa se encuentra la capilla de Rocamador, de devoción francesa, luego vendrán Boente y su bonita imagen de Santiago, Castañeda, donde debían estar los hornos en los que se preparaba la cal para la construcción de la catedral de Compostela, Ribadiso y el final de la penúltima etapa del Camino de Santiago: Arzúa, famosa localidad por su queso y porque se celebran las más importantes ferias ganaderas de Galicia.

La mejor forma de describir esta etapa es rompepiernas. El peregrino se enfrenta a una sucesión de cuestas arriba y abajo que pueden llegar a ser muy duras. Es a estas alturas del camino, cuando muchos se cuestionan qué resulta más complicado y más perjudicial para sus piernas: subir o bajar. Los caminos son buenos y Galicia ofrece al peregrino todos sus encantos con sus inconfundibles bosques de eucaliptos, riachuelos que se entrecruzan y encantadores pueblos.

Casanova

Pequeño núcleo de casas, Casanova es el último lugar habitado de Lugo. En el cercano Porto de Bois (puerto de bueyes) tuvo lugar una cruenta batalla entre Enrique de Trastamara y el conde de Lemos, Fernán Ruiz de Castro, fiel al monarca legítimo, don Pedro I el Cruel. La suerte se inclino de parte de los Trastamara que infligieron una severa derrota al conde. Una antigua calzada romana nos lleva hasta Leboreiro.

No sé lo que es, parece Horreo, pero todo de madera.

No sé lo que es, parece Horreo, pero todo de madera.

Leboreiro

Vista de la Iglesia de Leboreiro

Vista de la Iglesia de Leboreiro

Leboreiro es el primer pueblo de A Coruña, última provincia por la que el peregrino debe de transitar antes de llegar a Santiago de Compostela. La abundancia de liebres explica el topónimo del pueblo. Leboreiro fue una importante estación jacobea en la Edad Media. Un cruceiro preside la calle Mayor enlosada, a la que escoltan macizas casas de piedra. La iglesia de Santa María es de estilo románico de transición, de una sola nave y ábside circular. En el tímpano de la portada hay esculpida una hermosa imagen de la Virgen, enfrente está la fachada del antiguo hospicio de peregrinos fundado por la familia Ulloa en el siglo XII. Delante se puede observar un típico cabazo, es decir un granero en forma de gigantescos canastos utilizado para conservar el maíz, como si se tratara de un primitivo hórreo.

Melide
Melide está situado en la vertiente occidental de la sierra de Careán. De origen prerromano, parece ser que fue repoblado por orden del Arzobispo Gelminez. Aquí se unía el Camino Francés con la Ruta Costera que venía desde el País Vasco, Cantabria y Asturias penetrando en Galicia por Ribadeo. De la iglesia románica de San Pedro trasladada hoy al Campo de San Roque, no se conserva más que la portada; aquí se encuentra también el cruceiro considerado más antiguo de Galicia. Por el lugar donde los peregrinos de la Ruta Costera hacían su entrada se alzó el Monasterio-Hospital de Santi Spiritus, que ahora acoge el Museo Etnográfico. La iglesia de Santa María, románica del siglo XII, tiene en su interior, en las paredes y bóvedas del ábside, valiosas pinturas de finales del siglo XV. Melide es un gran pueblo de más de ocho mil habitantes donde se pueden encontrar provisiones de todo tipo. El pulpo y la parrillada no se los puede uno perder.

Indicadores del Concello de Melide

Indicadores del Concello de Melide

Ribadiso de Baixo
Nada más cruzar el río Iso por un idílico puente medieval, se encuentra el antiguo Hospital de San Antón de Ponte de Ribadiso (s. XV) convertido en un magnífico albergue. Sorprende que este minúsculo pueblo tenga este importante albergue. Ribadiso es un bucólico conjunto de casas tradicionales de pizarra a orilla del río Iso. No. hay ningún tipo de abastecimiento, aunque Arzúa queda a dos kilómetros.

Dibujo de la noche en Ribadiso de Baixo

Dibujo de la noche en Ribadiso de Baixo

Arzua
En la parte vieja de Arzúa se encuentra el antiguo convento de la Magdalena, fundación agustina del siglo XIV que mantuvo una alberguería para peregrinos pobres y que hoy está en ruinas. Muy cerca se levanta la moderna iglesia parroquial de Santiago, que posee dos imágenes del Apóstol, una como Peregrino y otra como Matamoros. Arzúa es una localidad moderna de casi seis mil habitantes muy bien provista de servicios para el peregrino.

Vista aérea de Arzua

Vista aérea de Arzua

9 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias