Las mentiras del agua embotellada

Didáctico vídeo de l@s creadores de “La Historia de las cosas” en el que Annie Leonard nos explica porqué hay que consumir agua de grifo en vez de agua embotellada (que por cierto, es ¡¡dos mil veces más cara!!). Versión subtitulada al español del video de Annie Leonard.

Resumen de vídeo que se muestra al final de la entrada

La ciudad de Cleveland demostró que el agua corriente que fluye por sus grifos es de mejor calidad que la carísima Fiji.
El agua embotellada cuesta unas 2000 veces más cara que la del grifo.
En EEUU se consumen 500000 botellas de agua cada semana
Las empresas de refrescos, ante el estancamiento de sus ventas, se lanzaron al negocio del agua embotellada y crearon su demanda artificial del siguiente modo: asustando y confundiendo sobre la calidad del agua corriente, seduciendo a los compradores potenciales con imágenes idealizadas de la procedencia del agua (pese a que un tercio del agua embotellada proviene del grifo), y engañándonos sobre la supuesta sostenibilidad medioambiental de su negocio.
Sólo en fabricar botellas en EEUU un año se consume la energía necesaria para mover un millón de coches durante ese mismo año. Y sin añadir el gasto en distribución mundial.
El 80% de las botellas termina en vertederos durante miles de años o en incineradoras que liberan muchos de sus tóxicos al aire. El resto se recicla. Pero en lugar de convertirse en nuevas botellas, el plástico se emplea en un reciclaje en ‘ciclo de caída’, en el que se usa para fabricar productos de menor calidad. Las partes no reutilizables con enterradas.

El siguiente paso es acabar con la competencia: el agua corriente. El vicepresidente de Pepsi dijo “El peor enemigo es el agua del grifo”. ¿Hasta qué punto no se mejora la calidad del agua corriente en muchos países por la presión de las multinacionales del agua embotellada? Visto en La aldea Global


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias