Paradores: Parador de Ciudad Rodrigo

Seguimos con nuestra ruta algunos de los Paradores de España, que si mal no recuerdo, venimos de los Paradores de León y  Santiago, que estaban los dos por el Camino de Santiago francés, pero ahora vamos a volver un poco la mirada hacía la ruta de la Plata y sus alrededores, concretamente Ciudad Rodrigo y luego el Parador de Trujillo.

Estos dos paradores, los visitamos, incluso antes de Escribir en Bichotoblog. Por eso nunca os hemos hablado de ellos. Pero ahora mismo vamos a corregir esto y os vamos a mostrar algunas fotos que conservamos de aquel viaje.

Pero antes os vamos a contar un poco, como surgió este viaje. Era verano del 2008 y una aburrida tarde de verano vi la película documental de Buñuel: “Las Hurdes: Tierra sin Pan”. Desde siempre me había encantado esta región, que además tenemos tan a mano de Cáceres y ya habíamos hecho alguna visita a la zona, en un viaje anterior, sobre primavera, estuvimos en Avellanar, Pinofranqueado, Gabriel y Galán… Ya desde este primer viaje la idea de volver a visitar las Hurdes no se nos quitó de la cabeza y luego en verano volvimos unos días a la zona.

Uno de los alojamientos que tuvimos para este viaje fue, por proximidad a la zona de la Alberca y Peña de Francia, el Parador de Ciudad Rodrigo. Por supuesto, no sólo por el Parador en sí sino también por ver la hermosa Ciudad amurallada de Ciudad Rodrigo.

Catedral de Ciudad Rodrigo

Catedral de Ciudad Rodrigo

Acerca del parador de Ciudad Rodrigo

El parador de Ciudad Rodrigo esta dentro de un castillo del siglo XIV.

El Hotel, elevado en un tajo sobre la vega del río Águeda y tapizado de hiedra, este castillo cuenta con una Torre del Homenaje que es un inmejorable observatorio para contemplar los paisajes del Campo Charro. Es el enclave idóneo para descubrir la belleza de un espléndido entorno natural y admirar la riqueza monumental de Ciudad Rodrigo.

Entrada principal al parador de Ciudad Rodrigo

Entrada principal al parador de Ciudad Rodrigo

Tras pasar su cuidado jardín, destacan en el interior aspectos detallistas de la época, mobiliario castellano, un espléndido patio y habitaciones alegres, algunas con excepcionales vistas.
Las arcadas de piedra del comedor causan admiración, del mismo modo que los platos de la típica cocina charra, entre los que sobresalen un embutido autóctono, el farinato, los suculentos asados y los jamones ibéricos.

Pasillos del Parador de Ciudad Rodrigo

Pasillos del Parador de Ciudad Rodrigo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias