Galerías romanas en Lisboa

Una de las más impresionantes atracciones de Lisboa, pero que a su vez se convierte en una de las menos conocidas y visitadas, son las Galerías Romanas, localizadas en las entrañas de la tierra, debajo del tradicional barrio de La Baixa Pombalina.El hecho de que sean tan poco conocidas, es que tan solo son abiertas al público tres días al año desde el año de 1986, por lo que el hecho de poder disfrutarlas es todo un privilegio. Cabe anotar que desde 1906 eran permitidas las visitas pero sólo a periodistas e investigadores.

Esta construcción data de la época de la ocupación romana en territorio ibérico entre los siglos I a.C. y I d.C. durante el mandato del emperador Augusto, y fueron descubiertas en la fase de reconstrucción de la ciudad después del devastador terremoto de 1755.

Galerias Romanas Lisboa

Se trata de una estructura correspondiente al piso inferior de un edificio público romano erigido cerca del área portuaria, compuesta de pasillos abovedados paralelos unos a otros de aproximadamente 3 metros de altura y entre 2 y 3 metros de ancho, sus paredes son planas y verticales, acompañadas de bóvedas y arcos en mampostería de piedra.

Son varias las teorías que los expertos han anunciado en cuanto a su uso, en principio se creyó que habían sido termas (baños públicos romanos) con fines terapéuticos, pero en los años 80 se confirmó que se trataba de galerías que los primeros cristianos convirtieron en catacumbas.

Hace tres siglos llegaron incluso a ser usadas como prosaicos frigoríficos en los que los frailes y las familias almacenaban los víveres. Con el paso del tiempo se llenaron de agua, y hasta el siglo pasado sirvieron de cisterna a los lisboetas, que la consumían y, además, le atribuían efectos medicinales, especialmente para las enfermedades de los ojos.

La razón por la que solo se permite el acceso tres días al año es porque permanecen inundadas, así que los bomberos de la ciudad hacen un notable esfuerzo por retirar el agua durante esos días para facilitar las visitas guiadas en grupo y bajo la orientación de expertos del Museo de Lisboa. Cada recorrido dura alrededor de 20 minutos, la entrada es gratuita.

Para el año 2010, los días en los que se podrá visitar este maravilloso lugar serán el 24, 25, y 26 de Septiembre, su acceso es a través de una alcantarilla sobre la Rua da Prata (Calle de la Plata) en el cruce con la Rua Da Conceição (calle de la Concepción), llegamos a las galerías después de bajar unas pequeñas y estrechas escalinatas.

Via| sobrelisboa.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias