30 años del asesinato de John Lennon

Hace 30 años que John Lennon, componente de los Beatles y que muchos llaman  “el controvertido Beatle, adorado por muchos y detestado por otros“, fue asesinado en la puerta de su apartamento en la esquina que forman la calle 72 y Central Park West (Manhattan, Nueva York), de cuatro tiros por Mark David Chapman.
Para muchos, fans y no tan fans, el mundo cambió drásticamente desde la muerte de John Lennon, paradójicamente el creador de “Give peace a chance” y otras canciones que evocan una utópica paz mundial moría asesinado.

Chapman, el asesino de John Lennon, estuvo la mayor parte de ese 8 de diciembre apostado cerca de la entrada del edificio de apartamentos donde residía John Lennon, hablando con otros fans y con el portero, en una actitud aparentemente normal. A eso de las 17:00 horas John Lennon y su segunda esposa, Yōko Ono salieron del Edificio Dakota para una sesión de trabajo.

En el trayecto desde el portal a la limusina, Chapman consiguió estrechar la mano del John Lennon y también que éste le firmara un ejemplar de Double Fantasy (último disco de Lennon), no obstante, Chapman siguió esperando en la entrada hasta que la pareja regresó de su sesión de trabajo.

A eso de las 22:50 horas, Lennon y Ono volvieron a su edificio de apartamentos. Desde la calle, Chapman llamó a John diciendo “Mr. Lennon” y cuando John Lennon se volvió Mark Chapman lo asesinó realizando cinco disparos, cuatro de los cuales impactaron en el cuerpo de Lennon. Una de las balas perforó la aorta de Lennon y fue esta la que seguramente lo mato debido a una pérdida severa de sangre por la disección aórtica.
Tras esto  Chapman se quedo por allí y fue arrestado sin ninguna complicación. Lennon fue declarado muerto a las 23:20 horas, tras haber perdido más del 80% de su sangre.
Mark David Chapman, cumplió una condena de 20 años en el año 2000, pese a ello, permanece en su celda del Correccional de Attica. Le ha sido denegada la libertad condicional en seis ocasiones, la última en septiembre de 2010, debido a la indiferencia que mostró por las normas de nuestra sociedad y la integridad de la vida humana. Por otro lado Yōko Ono muestra todavía un gran rencor por esta persona y siempre pide que no le sea concedida ningún tipo de libertad.

Otros enlaces relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias