Nudismo legal en la playa y en cualquier parte

Alegato por el Nudismo o Naturismo

Desde 1978, con la aprobación de la Constitución, no es posible apelación alguna en nuestras leyes a consideraciones de tipo “moral”. Ninguna moral en especial prevalece sobre otra a la hora de ser protegida por las leyes. El derecho al desnudo, por tanto, se deduce de nuestra Constitución (Art. 1º; Arts. 14, 17 y 20; Arts. 138, 139 y 149). La “moral pública”, era la herramienta por la que se articulaban (en el antiguo régimen) las discriminaciones de índole moral de una forma legal: Circular de 6 de julio de 1957 del Ministerio de Gobernación, que prohibía no sólo:

“…cualquier manifestación de desnudismo, nudismo o naturismo e incorrección en el mismo aspecto que pugne con la honestidad y el buen gusto tradicionales de los españoles”, sino que extendía la prohibición al “uso de prendas de baño que resulten indecorosas, como las llamadas de dos piezas para las mujeres y slips para los hombres. Aquellas deberán llevar el pecho y la espalda cubiertos y éstos pantalones de deporte…”

Con nuestra actual Constitución todas las morales son de igual rango mientras no afecten a ningún bien público protegido por la Ley y por lo tanto no se puede establecer ninguna discriminación, por lo que no existe ningún impedimento legal para la práctica del nudismo. Las playas nudistas autorizadas surgieron como consecuencia de que mientras existía esta libertad garantizada por la Constitución, aun estaba en vigor el antiguo Código Penal con su artículo sobre “el escándalo público“, y a fin de conjugar ambas citaciones se habilitaron zonas para la práctica del nudismo, naturismo y otras variantes. En 1989, el artículo 431 del Código Penal, sufre una transformación de cara a suprimir las consideraciones de índole moral (sobre estar en público sin ropa o sin las prendas adecuadas que tapen nuestros órganos sexuales), que eran inconstitucionales.

Tema relacionado: Protestas nudistas en Belgica

Nudismo en bicicleta

A continuación, os iremos alternando textos o alegatos en favor del nudismo o naturismo, con alguna foto nudista en las más diversas partes, desde fotografías nudistas en la playa hasta fotos de nudismo en la ciudad o en manifestaciones en en favor del naturismo.

Foto nudista

Chica nudista sobre bicicleta

Foto Nudismo y erotismo

Desde ese momento el nudismo pasa a ser legal en cualquier espacio público. En 1995, con la aprobación del nuevo Código Penal (el de la democracia) se reafirma la desaparición de los articulados contrarios a la Constitución, por lo que definitivamente el “escándalo público” deja de existir como delito. Desde entonces es absolutamente claro que el nudismo es plenamente legal en cualquier playa, río, parque, etc y en cualquier situación. Algunas personas pretenden seguir discriminado el desnudo amparándose en la vigencia del delito de exhibicionismo. La ley es muy clara en este punto y acompaña con una definición de lo que puede considerarse exhibicionismo: “actos lúbricos o de exhibición obscena ante menores o deficientes mentales”. Es decir, estamos hablando de actos sexuales en público, los cuales se pueden realizar con o sin ropa. Es evidente que una persona que toma el sol desnuda no pretende provocar sexualmente a terceros.

Los nudistas no pueden ser responsables de los prejuicios o carencia educativas ajenas, sino sólo de sus actos. No eduquemos a nuestros hijos en contra de su propio cuerpo. Ninguna parte del cuerpo es menos digna que otra. Obligándolos a cubrir algunas partes de su cuerpo en situaciones innecesarias, les trasmitimos que esas partes son distintas o negativas. Privándoles de la visión habitual de cuerpos humanos, de personas, en su totalidad, les creamos mitos y deformaciones y les hacemos identificar sexo con desnudez.

Preguntas sobre Nudismo/Naturismo

¿Qué es el naturismo?

Es una pregunta de difícil respuesta, puesto que cada persona lo experimenta de forma diferente. No obstante, como referencia, podemos proporcionar la definición de la F.N.I. “El naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizado por la practica del desnudo en común, con la intención de reforzar el respeto por uno mismo, por los demás y por el medio ambiente.”
No debe confundirse naturismo con naturalismo (aficción o estudio de la naturaleza) o con vegetarianismo (dieta que excluye la carne y el pescado), términos con los que últimamente hay una cierta confusión.

¿Por qué iba alguien a querer andar desnudo por ahí?

Cada persona tiene sus propias razones. Por mencionar algunas de las más comunes podemos hablar de la comodidad; o de la sensación de libertad física que proporciona el desnudarse y sentir el contacto de la brisa y el sol en todo el cuerpo; o de la liberación mental de despojarse de los disfraces que indican nuestro rol en la sociedad y tratar a todas las personas de igual a igual; o de la sensación de integrarse con la naturaleza; o de ponerse moreno sin que queden marcas del bañador…. Si necesitas más razones, hay una excelente recopilación de K. Bacher.

¿Es lo mismo naturismo y nudismo?

En general se suelen usar indistintamente, aunque hay algunas diferencias. El naturismo, tomando como referencia la definición anterior, hace hincapié en la integración con la naturaleza. Así, se considerarían naturistas quienes disfrutan de la naturaleza desnudos, mientras que serían nudistas quienes se desnudan en casa o acuden a centros nudistas. No obstante, los centros nudistas suelen estar junto a playas, montañas o bosques en los que se puede disfrutar de la naturaleza sin ropa. Y hay muchas personas que hacen ambas cosas, por lo que no encajarían en ninguna de las categorías.

Nudismo en la playa

Foto de Chicos naturistas

Amigas naturistas

¿Qué pasa si tengo una erección?

Aunque parezca raro, es algo que no suele ocurrir, excepto quizás la primera vez que un hombre acude a un lugar frecuentado por nudistas. En ese caso siempre se puede uno dar un baño, tumbarse boca abajo o taparse discretamente con una toalla y esperar a que pase.

¿En qué circunstancias es legal o ilegal estar desnudo?

No hay ninguna ley a nivel nacional que penalice la desnudez. Tampoco la hay, que yo sepa, a nivel de comunidades autónomas. La libertad de imagen, recogida en nuestra constitución, ampara el derecho de cada persona a vestir (o no vestir) según le parezca. Lo que sí está penalizado es la realización de actos de carácter sexual en presencia de menores o deficientes mentales. Yo he estado desnudo en una playa a escasos metros de una patrulla de la Guardia Civil, que tenía a la vista a un buen número de bañistas sin bañador, y no molestaron a nadie. De todas formas, es posible que quede algún agente mal informado, que no sepa que el nudismo dejó de ser ilegal hace tiempo. Si se da el caso de que un agente te pide que te cubras, aprovecha para informarle. Pero si insiste, es mejor hacerle caso, no sin presentar una queja ante sus superiores. ADDAN dispone de información más precisa sobre este tema.

Me gustaría probarlo, pero a mi pareja no le interesa. ¿Qué puedo hacer?

Ante todo, no se puede forzar a alguien a hacer algo que no quiere. Es importante ser sincero y explicar los motivos que uno tiene. Siempre se puede ir a una de esas playas en las que hay una mezcla de gente desnuda y con bañador. De esa forma cada uno puede estar como le apetezca y a lo mejor se anima a probar.

¿No les causará un trauma a mis hijos?

No. Todo lo contrario. Hay estudios que revelan que los niños expuestos a ambientes en los que se acepta la desnudez como algo natural, tienen más confianza en sí mismos, aceptan mejor su cuerpo tal y como es y desarrollan una vida sexual más sana. Más información.

¿Por qué ese empeño en estar desnudo? ¿Qué diferencia hay con llevar un bañador o un tanga?

¡Pruébalo y verás! Es difícil explicar la agradable sensación de libertad que producen el sol, la brisa o el agua al entrar en contacto con TODO el cuerpo. Los nudistas y naturistas pensamos que el cuerpo humano no es algo de lo que haya que avergonzarse, así que, ¿para qué hace falta un bañador cuando uno va a bañarse o tomar el sol? Si te paras a pensarlo es tan ilógico como ponerse un chubasquero para ducharse, pero estamos tan acostumbrados a verlo, que no nos extraña.

Eso es para gente que se pasa el día en el gimnasio y va a lucirse

Para nada. Si te pasas por un centro o una playa nudista verás gente de todo tipo: altos, bajitos, gordos, flacos, guapos, feos, con mucho vello, con poco vello, gente con tatuajes, con cicatrices. Lo que tienen en común es que aceptan su cuerpo tal y como es, y pueden disfrutar sin tapujos de la libertad que supone no llevar ropa.

Nudismo y naturismo, no exactamente lo mismo

Aunque las palabras nudismo y naturismo nacieron unidas, con el tiempo han llegado a expresar conceptos algo distintos. Para aclararnos, digamos que el naturismo define un concepto más amplio de una forma de vida acorde con la naturaleza (alimentación, salud, higiene), mientras el nudismo puede limitarse a la exposición del cuerpo a los elementos naturales. Puede que un naturista incluya el nudismo entre sus hábitos relacionados con la salud, y que un nudista sea vegetariano, pero actualmente las dos palabras ya no son necesariamente sinónimas. El naturismo, propugnando una forma de vida sana y natural -sin que ello quiera decir retornar al primitivismo-, da respuestas a los estragos que la mala alimentación, las drogas, la falta de contacto con la naturaleza o el sedentarismo producen en la sociedad actual, que se manifiestan en aspectos tan comunes como la obesidad, el stress, el insomnio, la hipertensión o el estreñimiento. Un veterano catalán me comenta que no conoce un sólo caso de naturista con sida, ya que este tipo de vida aporta al organismo las defensas que necesita, además de no inducir a las drogas ni a la promiscuidad. Es por ello que los naturistas insisten en que el nudismo no es un fin en sí mismo sino un complemento al resto de actividades; es por lo que un naturista siempre será un ecologista, un naturópata y estará a favor de las medicinas naturales. Las asociaciones naturistas pretenden “promover, impulsar, defender el desarrollo y el prestigio del naturismo, entendiendo por naturismo una forma de vivir en armonía con la naturaleza”, frase que los nudistas continúan de esta forma: “…caracterizada por la practica del desnudo en común, con la finalidad de favorecer el respeto a uno mismo, a los demás y al medio ambiente, de acuerdo con la legislación vigente y fuera de toda toma de postura política y/o confesional”. Todos están de acuerdo en que no puede considerarse como nudismo a los desnudos que muestran las películas o revistas eróticas, donde el cuerpo desnudo se exhibe artificialmente para manipular las obsesiones personales de quienes los contemplan; en cambio, el desnudo colectivo, en un medio natural, además de no resultar erótico, integra a las personas con el sentido original de la existencia, ayudando a eliminar traumas, obsesiones y aberraciones sexuales. No hay nada como pasar algún tiempo en una playa nudista para que a cualquiera se le quite la clásica y difundida obsesión por el tamaño de sus genitales. |Artículo publicado en las revistas ECOLOGIA y SER HUMANO

Tema relacionado: Protestas nudistas en Belgica

Nudismo en la Ciudad

Nudismo en la Ciudad, cuidado con el cigarro

Foto Nudismo en la Ciudad

Breve historia del naturismo

Todos nacemos de la manera más elemental: desnudos. Después, la educación nos impone la vergüenza y la ropa, máscaras y barreras, mientras que las autoridades competentes dictaminan cuantos centímetros de piel es correcto mostrar en público, para lo cual se han venido utilizando diversos y arbitrarios criterios en cada tiempo y lugar. Desde los tiempos de la civilización griega hasta el presente siglo, la desnudez humana sólo ha estado permitida en ámbitos artísticos, y durante la mayor parte del tiempo dentro de un contexto religioso que la asociaba casi siempre con el sufrimiento (expulsión del paraíso, tormentos, ejecuciones). La desnudez también podría haber estado asociada a la higiene y la salud, como en otras latitudes, pero el cristianismo tuvo como culturas/religiones enemigas a sociedades en las que el baño común era un ritual cotidiano: romanos, musulmanes, judíos. Las intolerancias y ortodoxias religiosas y políticas subsecuentes a la victoria sobre el enemigo dio como resultado siglos sin bañarse, acompañados de ideas perniciosas acerca de la desnudez.  Tuvieron que pasar muchos años para que el cuerpo desnudo se mostrase libre de culpa, por su propio mérito y su propia belleza. Así nació el Naturismo que, como movimiento social, comienza a principios del siglo XX en Alemania, influenciado por la publicaciónde dos libros: Die Nacktheit (La desnudez) de RichardUngewritter y Nacktkultur (Cultura de la desnudez) de Heinrich Pudor. El primero proponía una forma de vida utópica vegetariana basada en la vida natural donde la gente no necesitaba ni ropa ni carne, alcohol o tabaco. El segundo se centraba más en la práctica de ejercicios gimnásticos al aire libre, igualmente desvestidos. No pasó mucho tiempo para que estas teorías se llevasen a la práctica en un lugar al que llamaron Freilichtpark (Parque de la Luz Libre), que fue el primer campo nudista de la historia. A este movimiento se le dio el nombre que aun perdura en Alemania: Freikörperkultur (Cultura del Cuerpo Libre); las iniciales (FKK) señalan la entrada de las playas autorizadas para nudismo en muchos países.  Tras el desastre de la I Guerra Mundial, el baño comunal, así como el abstenerse de carne, tabaco y alcohol, se convirtió en un imperativo económico para muchos alemanes. Esto hizo que fuesen abriéndose nuevos centros nudistas sin incurrir en situaciones conflictivas. En 1926 ya había afiliadas 26.000 personas y en 1930 se celebró la primera conferencia nudista internacional, en Frankfurt.
Con la llegada del nazismo al poder, se cerraron todos los centros existentes y los libros sobre naturismo ardieron, junto a tantos otros, en las hogueras purificadoras de la moralidad alemana. Pasada la guerra, se reiniciaron poco a poco las actividades, incluyendo la legalización de la primera playa nudista en la isla de Sylt. Y a partir de ahí, el nudismo fue extendiéndose por otros países de mano de los turistas alemanes, que, faltos de un clima adecuado, buscaban lugares más meridionales donde exponer sus cuerpos al sol. En Grecia, cuando llegaron los primeros nudistas, la iglesia ortodoxa dio algunos quebraderos de cabeza al gobierno -que se mostró favorable al ver las posibilidades económicas- cuando mandaba a miles de fieles a las playas para echar de allí a aquellos alemanes paganos y desvergonzados. Pero, como ocurre muchas veces, el imperativo económico se superpone a cualquier ideología, como también ocurrió en la Yugoslavia de Tito, que, necesitada de un dinero que le ayudara a reconstruir el país sin necesidad de los soviéticos, convirtió las islas del mar Adriático en sede de numerosos centros nudistas. “Naturismo y Socialismo tienen ambos que ver con la libertad del individuo”, fue la afortunada excusa oficial. En Inglaterra, el movimiento se llamó Gymnosofía, resultando una excentricidad dentro de la rígida moral victoriana; tal vez pensando en ellos se dictó una ley que decía: “para preservar la decencia y el orden, todo las personas mayores de 10 años vestirán un traje de baño desde el cuello hasta las rodillas”. En Austria, al contrario que en casi todos los demás países, fueron las ideas religiosas de un grupo llamado los Cristócratas, cuya filosofía procedía de unos rusos influenciados por las teorías de Tolstoy (vida sencilla y cercana a la naturaleza, lecturas de la Biblia, propiedades comunes y desnudez). Este grupo y su forma de vida terminó con la llegada de la I Guerra Mundial. En Francia, los doctores Gaston y André Durville, tras escribir un libro sobre salud natural, fundaron Heliopolis, en la mediterránea isla de Levante. El grupo “Amis de Vivre” y la revista “Vivre Integralement” difundieron ampliamente las ideas naturistas y en distintos lugares de Europa se abrieron clínicas de helioterapia para combatir la tuberculosis, el reuma, la sífilis y otras enfermedades, donde los baños integrales de aire y sol constituían una de las principales terapias. El salto a Estados Unidos lo dieron unos emigrantes alemanes que iniciaron la Liga Americana de Cultura Física, donde continuaron las ideas originarias acerca de la vida sana del movimiento en Alemania. La Liga se convirtió con el tiempo en la actual ASA (American Sunbathing Association), que representa a más de 200 clubs nudistas a lo largo de toda Norteamérica. En aquel país, prácticamente todas las piscinas “sólo para hombres” del YMCA, universidades e institutos, eran nudistas, hasta que en los años 70 se dictó la orden federal de “igual acceso”. Varios presidentes norteamericanos fueron nudistas: John Quincy Adams se bañaba todas las mañanas desnudo en el río Potomac, Theodore Roosevelt lo hacía en el Rock Creek Park, John F. Kennedy y Lyndon Johnson en la piscina de la Casa Blanca. A pesar de eso, en 1993, un legislador de Missouri intentó promover una ley que castigaba la desnudez publica e incluso privada con 10 años de cárcel. Actualmente, numerosos países disponen de playas y/o campings diseminados por las costas marítimas, lacustres y fluviales donde está permitido o tolerado el nudismo. En la ciudad belga de Amberes se encuentra la sede de la Federación Naturista Internacional (INF), que edita cada dos años una guía en tres idiomas sobre asociaciones, publicaciones, playas y lugares de reunión relativos al nudismo, muy documentado y profusamente ilustrado con fotos y mapas. Así mismo, cada dos años (desde 1951) organiza un congreso internacional en diferentes países. También hay en Europa unas 60 agencias de viaje especializadas, así como bibliotecas e incluso anticuarios y coleccionistas de documentación naturista. |Artículo publicado en las revistas ECOLOGIA INTERNACIONAL y SER HUMANO

Evolución del naturismo en España

Muchos se sorprenden al saber que en España ya por los años 30 comenzaron las actividades de varios grupos naturistas en Barcelona (Partenón), Levante (Helios) y Madrid (Frutas de Libertad), influenciados por Nicolás Capo y José Castro y ayudados algunos por la casa de productos naturales Santiveri. Estos grupos estaban preocupados por la salud y entre sus principios de vida sana estaban incluidos el contacto con la naturaleza, el vegetarianismo y el nudismo. Algunos, como la legendaria Sociedad Libertaria de Alcoy, añadían la filosofía anarquista en su forma de vida. La idea del naturismo para recuperar o mantener la salud se fue extendiendo, no sin tener algún que otro enfrentamiento con la medicina oficial; por ejemplo, en Madrid, el Colegio de Médicos obligó a quitar la placa de la calle a un médico naturista. Con la guerra civil y la llegada del nuevo orden, el nudismo quedó prohibido, muchos médicos naturistas conocieron la cárcel y hasta el simple vegetarianismo estuvo mal visto. En los años 50, el profesor Capo, que también pasó una temporada “a la sombra”, reinició el movimiento en Cataluña de forma clandestina. Con la llegada de los hippies, a finales de los 60, sobre todo a la mítica Ibiza, se corrió la voz de guiris bañándose en pelotas y guardia civiles persiguiéndoles para salvaguardar la moral del país.  Más tarde, la permisividad y el respeto por las libertades inherentes a la democracia, así como el empuje de las asociaciones naturistas -añadido a la considerable influencia de los numerosos turistas europeos que demandaban espacios para el nudismo-, abrieron la puerta a esta práctica, para el que nuestro clima y nuestras costas son ideales durante casi todo el año. Afortunadamente pasaron ya los tiempos en que las asociaciones naturistas recibían la visita de la policía siempre que tenían alguna reunión o daban una conferencia, o que los nudistas gallegos o cántabros tuvieran que salir corriendo al ser atacados por los parroquianos que algunos curas arengaban desde el púlpito, interpretando a su peculiar manera el cristianismo.Aunque, de vez en cuando, aun se producen algunos desafortunados incidentes aislados, puede decirse que el nivel de tolerancia social y legal es bastante alto. Un hito importante para el naturismo español fue la inauguración de la primera fase de Costa Natura (1979), en la provincia de Málaga. Este fue el primer centro turístico español donde todas las actividades sociales cotidianas podían practicarse sin ropa. En agosto del 84 recibió a nudistas de todo el mundo por haber sido elegida como sede del decimonoveno congreso de la Federación Naturista Internacional. A Costa Natura le sucedieron en los años 80 la urbanización Nat Sun, con el hotel Vera Playa (Almería) y Vista Bahía Nature (Ibiza), además de los campings Relax Nat (Gerona) y el Portús (Murcia). Y después, muchos otros. No es mucho comparado con Francia, donde hay 47 centros, pero la demanda turística llevará a construir más, sobre todo teniendo en cuenta el auge de público español que, en las temporadas turísticas, llega a ser mayoritario. En invierno llegan sobre todo gente mayor del centro y norte de Europa, huyendo de sus gélidos y grises climas, encontrando aquí un pequeño paraíso con todo el equipamiento y servicios de cualquier buen centro de vacaciones, donde no precisan llevar encima algo más que la crema protectora.   |Artículo publicado en las revistas SER HUMANO y ECOLOGIA INTERNACIONAL

Hasta 400.000 personas practican el naturismo en toda España

Según estimaciones de la Federación española de Naturismo, (FEN), hasta el 1% de la población española practican el nudismo en mayor o menor medida. Esto equivale a 400.000 personas, un mercado potencial al que ahora se abre El Puerto, acotando para este público una de las playas más extensas y apropiadas para la práctica de esta forma de contacto con la naturaleza, informa Diario de Cádiz. En El Puerto el antecedente más próximo al naturismo se encuentra en la playa de El Cangrejo Rojo, donde desde los años 70 el top-less estuvo muy extendido entre las turistas del Club Mediterráneo. En la provincia, las playas especialmente conocidas son las de Caños de Meca, calitas reservadas donde no es difícil preservar la privacidad. En otras regiones, como en Cataluña, con una tradición muy arraigada del naturismo, hay zonas acotadas incluso en playas netamente urbanas

30.000 seguidores del naturismo en Madrid

Pantano de San Juan. «Aquí nos solemos dar cita, cada domingo, unas cincuenta o sesenta personas. Todas somos amantes del naturismo. Y estamos tal cual, como nos veis. El nudismo es una señal de libertad porque no tiene sentido demonizar ninguna parte del cuerpo. Si no te pones un bañador o un biquini para ir a la ducha, ¿por qué ponértelo aquí?», nos dice Ismael Rodrigo, presidente de la Asociación para el Desarrollo Naturista (ADN), de la Comunidad de Madrid, infroma ABC. Según sus cálculos, en nuestra comunidad hay unos 30.000 seguidores del naturismo, «aunque asociados, sólo hay unos quinientos». La asociación ADN se muestra satisfecha por el acuerdo que firmaron el pasado año con el Ayuntamiento de Madrid. Desde entonces, la piscina de la Casa de Campo es un espacio nudista los primeros sábados de cada mes durante tres horas (de once y media de la mañana hasta las dos y media de la tarde). Y ellos, los de ADN, van a estrenar su particular patrón, San Francisco de Asís, el próximo 4 de octubre, que es el primer sábado de ese mes. «San Francisco de Asís también se desnudó, como señal de generosidad, y entregó la ropa a sus padres antes de partir. Fue un amante y defensor de la naturaleza», explica Ismael. Los nudistas se toman este fenómeno como una filosofía de vida…

Via Meneame

Puede que te interese


One Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias