Historia de España Básica

1. La Edad Antigua

La Edad Antigua es la etapa de la Historia que comenzó cuando se inventó la escritura, aproximadamente en el año 3.000 antes de Cristo y finalizó cuando terminó el Imperio Romano, en el año 476 después de Cristo.
Al principio de la Edad Antigua en Andalucía habitaba el pueblo de Tartesos y en el resto de la Península otros pueblos que tenían entre sí muchos rasgos que los diferenciaban, como los íberos del este de la Península, los galaicos, astures, cántabros y vascos del norte y los celtíberos del centro.
Otros pueblos de lugares más lejanos vinieron a la Península y se establecieron en ella. Eran los pueblos colonizadores que enseñaron a los habitantes de este lugar sus costumbres y sus conocimientos y crearon o fundaron bastantes poblados o ciudades a los que llamaron colonias. Estos pueblos fueron los fenicios, los griegos y los cartagineses.
Anfiteatro Romano

Anfiteatro Romano

Pero algún tiempo después existió  el pueblo romano que desarrolló una gran civilización, aprendida en parte de los griegos y que ha influido muchísimo en nuestra cultura y formas de vida.
Al territorio de la Península Ibérica los romanos le llamaron Hispania. En ella había tres provincias: la Tarraconense, Lusitania y la Bética, al sur.
Este nombre era debido al río Guadalquivir,  al que ellos llamaron Betis y que usaban para comunicar con barco algunas ciudades de la Bética.
Puente Romano

Puente Romano

2. La Edad Media

Es la etapa histórica que comenzó en el año 476 después de Cristo, cuando cayó el Imperio Romano y finalizó en 1492 en que se descubrió América.

En España y en Andalucía, la Edad Media fue una etapa especialmente interesante. Durante este período convivieron en nuestra tierra gentes de tres culturas y religiones muy distintas: cristianos, musulmanes y judíos. Hubo épocas de paz pero otras, de luchas y abiertos enfrentamientos.

Mezquita Catedral de Córdoba

Mezquita Catedral de Córdoba

Los pueblos bárbaros, que era así como los romanos llamaban a los pueblos guerreros que habitaban en el este de Europa, invadieron por fin muchos territorios del imperio romano, aprovechando su debilidad.

Así, por ejemplo, los visigodos, uno de estos pueblos bárbaros, vinieron hacia el sur y se establecieron en nuestra península.

Algunos visigodos se refugiaron en las montañas del norte peninsular y crearon los primeros reinos cristianos. Iniciaron la Reconquista  para expulsar a los musulmanes del territorio que les habían invadido. Esta lenta reconquista tardaría casi ochocientos años en finalizar, hasta que los Reyes Católicos, en el año 1492, expulsaron al último rey árabe del Reino de Granada.

Los musulmanes llamaron Al-Andalus al territorio que conquistaron en la Península Ibérica. Los territorios dominados por los musulmanes se dividían en califatos, llegando a ser el Califato de Córdoba uno de los más importantes de la época.

Extraido y resumido de: http://www.terra.es/personal2/pfigares/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Categorias